Bodega

Mas Anglada y los viñedos han ido de la mano desde hace más de 200 años. Pero en 2004, las antiguas cepas se substituyen por otras nuevas de las variedades cabernet sauvignon y merlot, con las que se producen anualmente alrededor de 4.500 botellas.

Las vides ocupan un total de 1,2 hectáreas. La composición del suelo, pizarra degradada con mucha arcilla y una capa granítica en los sustratos inferiores, les permite alargar sus raíces y disfrutar de una retención hídrica superior a la del resto de la DO Empordà.

Los vinos de Mas Anglada son el sueño hecho realidad de su propietario. Los nombres de estos responden a sus propias experiencias emocionales: ANALVARO está elaborado en homenaje a Ana y a Alvaro, dos de sus ocho hijos, mientras que TOLIMEN evoca las vivencias compartidas en una antigua embarcación familiar, recogidas en el libro Tolimen y la lengua del volcán (Clipmedia Ediciones, 2003).